Este emblemático lugar de la Serranía de Cuenca es una de las visitas más populares y por ello hacerla un sábado de Semana Santa estaba con demasiada gente.